Disadvantages of VPN featured

Desventajas de una VPN

Última modificación: 28 noviembre 2019
Tiempo de lectura: 11 minutos, 38 segundos

Una VPN puede parecer la solución perfecta para muchos de los problemas de privacidad online. Después de todo, una VPN oculta tu dirección IP, cifra tus datos y desbloquea contenidos protegidos a través de la dirección IP. En resumen, da seguridad, anonimato y libertad.

Sin embargo, todo tiene sus desventajas. A continuación puedes leer qué desventajas podría tener una VPN, así como la gran diferencia entre las VPN gratuitas y las de pago.

Algunas desventajas comunes de los servicios VPN

Una conexión VPN puede afectar el uso de Internet de diversas maneras. Algunas de las más comunes son:

  • Una conexión a Internet más lenta
  • Bloqueos específicos a los servicios VPN (por ejemplo, por Netflix)
  • Uso ilegal de las propias VPN
  • No saber cómo de fuerte es el cifrado proporcionado por la VPN
  • El registro y la posible reventa a terceros de tus hábitos en Internet
  • Pérdidas de conexión
  • Una injustificada sensación de impunidad al estar conectado
  • VPN gratuitas: a veces peor que no tener ninguna

A continuación puedes encontrar cada uno de estos ejemplos explicados con más detalle. Explicamos por qué puedes experimentar una disminución de la velocidad y cómo una VPN puede provocar que te bloqueen. Además, puedes leer sobre la legalidad del uso de una VPN en distintos países. También trataremos de ayudarte con cualquier dificultad que puedas encontrarte al evaluar la seguridad de una VPN y en qué medida es realmente anónima. Teniendo en cuenta la mayoría de estos problemas, podemos ayudarte a encontrar un proveedor adecuado que no te cause demasiados problemas. Sin embargo, algunos podrían tener un impacto mayor en tus experiencias con las VPN. Infórmate antes de contratar una VPN, para que no te decepcione. Si simplemente estás buscando una VPN de muy alta calidad y quieres evitar muchas de las posibles desventajas, vale la pena invertir en un servicio VPN como ExpressVPN. Cuesta varios euros al mes, sí, pero a cambio obtienes un gran servicio.

ExpressVPN
Nuestra elección
Nuestra elección
Promoción:
3 meses gratis con una subscripción de un año
9.5
  • VPN súper rápido y simple
  • Perfecto para navegar de forma anónima, descargar y ver contenido en línea (ej. Netflix)
  • Más de 3000 servidores en 94 países
Visitar ExpressVPN

Puedes experimentar desventajas concretas según el proveedor de VPN que elijas. Para asegurarte de que no te encontrarás con sorpresas desagradables, lee nuestro análisis de la VPN que tengas pensado contratar.

Una VPN puede disminuir la velocidad

Debido a que la conexión a Internet con una VPN se redirige y se cifra a través del servidor VPN, tu conexión a Internet podría ralentizarse ligeramente. Es por eso que es importante comprobar la velocidad de una VPN cuando la estás probando. Puedes encontrar una gran sección con respecto a la velocidad en todos nuestros análisis. La mayoría de los servicios VPN premium como NordVPN y ExpressVPN no ralentizarán demasiado tu conexión a Internet, pero la velocidad rara vez se mantiene igual.

La mayoría de usuarios de Internet no notarán la diferencia. Quienes hacen cosas online que necesitan una conexión rápida pueden tener algunos problemas con la VPN errónea. Por ejemplo, los gamers que quieran jugar a juegos online para múltiples jugadores deben buscar las mejores VPN para juegos, para asegurarse de que no experimentarán ningún retraso.

Puedes correr el riesgo de ser bloqueado por ciertos servicios

Netflix logo

Algunos servicios desalientan el uso de una VPN. Esto suele significar que hay algo a lo que se supone que no debes tener acceso, pero lo haces con una VPN. Por ejemplo, algunos gobiernos bloquean ciertos contenidos a sus ciudadanos porque piensan que no es adecuado o que amenaza sus valores. O, a veces, ciertos proveedores de contenido bloquean a los usuarios de otros países porque simplemente no han pagado parte del precio de la licencia, por ejemplo. Este es el caso del iPlayer de la BBC. Puedes usar una VPN para evitar estas restricciones y acceder al contenido de todos modos. Por esta razón, las VPN no son muy populares entre estos gobiernos. Esto puede incluso acabar en una prohibición general de todas las VPN.

Las VPN también están bloqueadas por servicios de streaming como Netflix y Hulu. Debido a que estas empresas tienen contratos con distribuidores de películas que solo les permiten mostrar algunos contenidos en países específicos, han empezado a ir contra las VPN. Con una VPN se puede acceder al contenido de otro país en estos servicios de streaming. Dado que Netflix podría no tener los derechos para mostrar ese contenido en tu país, están luchando contra el uso de las VPN. Lo hacen bloqueando las direcciones IP que acceden a su servicio con grandes cantidades de usuarios al mismo tiempo. Por ejemplo, cuando accedes a ellos a través de una dirección IP compartida al mismo tiempo que otros usuarios. Esto puede ser muy molesto si solo quieres ver una película. Afortunadamente, hay algunos proveedores de VPN que se aseguran de que siempre haya un servidor que puedas usar para ver Netflix. Si quieres una VPN premium que te permita usar Netflix, echa un vistazo a ExpressVPN.

Las VPN no son legales en todos los países

Aunque puede considerarse sospechoso, el uso de una VPN es legal en la mayoría de los países. De hecho, la mayoría de las grandes empresas y corporaciones usan una VPN como parte de su seguridad. Sin embargo, hay algunas excepciones. Algunos países quieren tener un control completo sobre lo que sus ciudadanos pueden ver en Internet. Debido a que una VPN se puede usar para evitar la censura del gobierno, es ilegal en algunos países totalitarios.

En algunos países, como Rusia y China, solo puedes usar las VPN aprobadas por el gobierno. El uso de una VPN no es necesariamente ilegal allí, pero quieren mantener el control sobre ella. Sin embargo, algunos proveedores de VPN de calidad, como NordVPN, han desarrollado «servidores ofuscados» especiales que deberían poder usarse en países como China, incluso si el gobierno no lo permite. En otros países, como Corea del Norte, el uso de una VPN está completamente prohibido, lo que significa que no está permitido usar una VPN. Sin embargo, esto solo es un problema si vives en uno de los países que restringe o prohíbe el uso de las VPN.

Es difícil para los consumidores comprobar la calidad del cifrado

Puede ser difícil saber si los proveedores de VPN hacen realmente  lo que prometen. A menudo sueles descubrir que no lo hacen cuando algo sale mal. El usuario medio no tiene conocimientos de criptografía. ¿El servicio prestado es realmente tan seguro? Por esta razón, los análisis son bastante importantes en esta rama. Antes de comprometerte con una suscripción con un proveedor de VPN, es inteligente leer algunas reseñas y análisis (de usuarios).

En nuestros análisis, puedes averiguar qué registros dice un proveedor que guarda y leer más sobre la calidad y seguridad en general de la VPN. Esto incluye una breve explicación de qué protocolos y tipos de cifrado emplea el proveedor de VPN. Puedes encontrar análisis de todos los grandes proveedores de VPN en nuestra web. También puedes consultar nuestras principales recomendaciones.

El registro y la posible reventa de tus hábitos en Internet a terceros

La idea de contratar una suscripción de un proveedor de VPN es que esta dirija el tráfico de Internet a través de sus servidores. Cifran tus datos y te permiten usar uno de sus muchos servidores para ocultar también la dirección IP. Esto significa que debes tener confianza en tu VPN, de que no abusarán de los datos que viajan a través de sus servidores. Esencialmente has pagado por conseguir seguridad y anonimato. Muchos proveedores de VPN mantienen su parte del trato e ignoran por completo tus datos personales. No registran lo que haces ni almacenan tus datos.

Sin embargo, algunos proveedores de VPN registran los datos. Muchas VPN gratuitas lo hacen (más sobre esto más adelante) y algunos proveedores dejan claro en su acuerdo de licencia que pueden hacerlo. Por supuesto, esto deja en nada el propósito de contratar un servicio VPN. Pero estos no son los peores casos. Los casos realmente preocupantes son los de proveedores de VPN de pago que afirmaban que no registraban nada, pero más tarde se descubrió que sí lo hicieron. Por ejemplo, el FBI le pidió a un proveedor de VPN (HideMyAss) que proporcionara información sobre uno de sus clientes debido a la sospecha de actividades ilegales en la dark web. Aunque la empresa inicialmente se negó, terminaron entregando registros muy específicos sobre el usuario, incluidos los tiempos de inicio de sesión, descargas, uso de ancho de banda, etc.

Este cuento con moraleja nos recuerda una vez más que debemos mirar múltiples fuentes y análisis antes de contratar una suscripción con un proveedor de VPN.

Pérdidas de conexión

Muchos proveedores de VPN incluyen un botón de emergencia en su software. Esta es una característica muy útil. Cuando se desconecta la conexión al servidor VPN, de repente te quedas sin protección y lo que hagas estará vinculado a tu dirección IP real. Para evitarlo, el botón de emergencia interrumpe inmediatamente toda tu conexión a Internet y solo se restaura una vez que se restablece la conexión a la VPN.

La desventaja de esto es que, bueno, ya no estás conectado a Internet. Sin embargo, con proveedores de VPN de calidad rara vez puedes encontrarte con este problema.

Una injustificada sensación de impunidad al estar conectado

Hay quienes creen que su conexión VPN los convierte en completamente anónimos y que no se ven afectados por el malware. Esto lleva a la falsa creencia de que son intocables en Internet. Está claro que no es así.

Incluso con una conexión VPN estable y fuertemente cifrada, aún puedes:

  • Ser seguido por toda la web por anunciantes, rastreadores, hackers, agencias de inteligencia, etc.
  • Ser un objetivo y caer presa de los ataques de phishing
  • Infectarte con algún tipo de malware
  • Que se bloqueen ciertas redes, bases de datos, páginas de la deep web, etc.

Las VPN se aseguran de que tus datos estén cifrados, tu dirección IP esté oculta y de que puedas obtener acceso a contenido que anteriormente no estaba disponible para los extranjeros. Pero si un hacker o una agencia de inteligencia quiere rastrearte, existen otras formas de identificarte, además de tu dirección IP. Tu dirección IP es solo la primera pista en que podrían buscar. Como tal, una conexión VPN es cualquier cosa menos una licencia para participar en un comportamiento despectivo, ilegal o imprudente, en Internet. Usa siempre el sentido común y ten cuidado.

VPN gratuitas: a veces peor que no tener ninguna

Disadvantage free VPN

Algunos optan por probar un servicio VPN gratuito. No hay nada malo en ello. Sin embargo, desafortunadamente, muchos proveedores de VPN gratuitos no fueron diseñados para proporcionar al usuario medio más privacidad y anonimato en Internet, sino únicamente para ganar dinero. Un buen ejemplo es Hola VPN, un servicio VPN del que debes mantenerte alejado. Este tipo de VPN no se dedica a vender un servicio VPN, sino a vender tus datos personales a terceros. Cuando usas un servicio VPN, dirige tu tráfico a través de sus servidores. Tú les pagas una tarifa de suscripción, cifran los datos y prometen no registrar ni almacenar todos tus datos. Sin embargo, muchos servicios VPN gratuitos ganan dinero vendiendo tus datos a, por ejemplo, anunciantes. En este caso, es mejor no tener ningún servicio VPN y, en su lugar, instalar un Adblocker o algunas otras características de seguridad.

Muchos proveedores de VPN gratuitos también tienen límites de datos, límites de velocidad, anuncios y restricciones de descargas. Simplemente no es una experiencia agradable debido a estas limitaciones. Además, muchas aplicaciones VPN gratuitas no son seguras, ya que contienen spyware o malware. Ten cuidado antes de probar algunos servicios VPN gratuitos. Si quieres probar uno o dos, consulta nuestro artículo sobre los principales proveedores de VPN gratuitos. Una VPN gratuita que tiene nuestro sello de aprobación es ProtonVPN.

Conclusiones

Las principales desventajas de una VPN son molestas pero no necesariamente afectan a la mayoría de los usuarios. La mayoría de los problemas se encuentran en servicios VPN gratuitos o en los más baratos. Por ejemplo, en algunos casos, incluso es posible que tu conexión a Internet sea aún más rápida después de conectarte a un proveedor de VPN. Esto puede suceder cuando tu ISP reduce tu conexión. Un servicio VPN cifra tus datos, lo que hace que sea mucho menos probable que tu ISP intente ahogar la conexión. En este escenario, tu conexión es más segura y más rápida.

Además, los bloqueos diseñados específicamente para servicios VPN no son siempre un problema. Netflix no puede, y no bloquea, todos los servidores VPN. Muchos proveedores de VPN tienen acceso rápido y sencillo a Netflix en todo el mundo.

También hay VPN que no tienen un botón de emergencia. De esta forma, la conexión a Internet no cae repentinamente, aunque esto te hace estar menos seguro.

Finalmente, realmente hay algunas posibles desventajas cuando se usa un servicio VPN. Sin embargo, muchas de estas son muy limitadas si se usa un proveedor de calidad. Lo mejor que puedes hacer es considerar cuidadosamente qué proveedor de VPN es el mejor para ti.

Analista de ciberseguridad
David es analista de seguridad cibernética y uno de los fundadores de VPNoverview.com. Interesado en el fenómeno de la "identidad digital", con especial atención al derecho a la privacidad y a la protección de datos personales.

Más artículos de la ‘Información sobre las VPN’ sección

Comentarios
Enviar un comentario
Enviar un comentario