VPN vs Proxy Featured Image

VPN vs Proxy: ¿Cuál es la diferencia?

Última modificación: 28 noviembre 2019
Tiempo de lectura: 18 minutos, 12 segundos
Haz clic aquí para ver un resumen de este artículo
¿Cuál es la diferencia entre un proxy y una VPN?

Las VPN y los servidores proxy pueden ayudarte a cambiar y ocultar tu dirección IP. Puedes usar ambos servicios para desbloquear contenido restringido, por ejemplo. Sin embargo, un proxy no te da ningún tipo de protección adicional. Además, los servidores proxy son mucho menos seguros que las conexiones VPN.

Si realmente quieres navegar por la web de forma anónima y segura, es mejor que elijas una VPN. Las VPN envían todo lo que haces online a través de un túnel encriptado, por lo que es mucho más difícil para terceras partes externas observar tu comportamiento cuando estás conectado. Un proxy no te proporciona este nivel de seguridad.

¿Quieres probar una buena VPN y además asequible? Te recomendamos NordVPN.

VPN and proxy on scales

Cuando quieras navegar de forma anónima, puedes usar una VPN o un proxy.

Tanto las VPN como los proxies pueden cambiar tu ubicación geográfica, lo que te permite eludir las restricciones geográficas de webs. Piensa en los muchos servicios de streaming que no te dejarán ver su contenido cuando no estés en el país correcto. Si bien las VPN y los servidores proxy pueden cambiar esto, los dos funcionan de formas completamente diferentes. Incluso la palabra «proxy» en sí misma es un término amplio con muchos significados distintos. Hay, por ejemplo, servidores proxy públicos y privados que tienen funciones diferentes.

Entonces, ¿cuál es la diferencia exacta entre una VPN y un proxy? ¿Cuál de los dos es mejor usar? Si bien tienen funciones similares, las formas en que configuran tu conexión a Internet son muy distintas. Explicaremos cuáles son esas diferencias, cómo funcionan los distintos servidores proxy y qué ventajas y desventajas están asociadas a los servidores proxy y a las VPN.

Servidores proxy

Un servidor proxy es un servidor que se encuentra entre tu ordenador e Internet. Cuando te conectas con un proxy, todo tu tráfico se enviará primero a través de ese proxy. Debido a eso, parecerá que tus datos provienen directamente de ese proxy en lugar de tu propio ordenador y dirección IP. Mientras que los servidores VPN automáticamente cifran todos tus datos, un proxy no lo hace. Por lo tanto, un proxy es capaz de manejar una gran cantidad de conexiones simultáneas de distintos usuarios (generalmente decenas de miles). Muchos proveedores de VPN también ofrecen un servicio proxy aparte para que lo usen sus clientes.

Proxy IP different Spanish

Los servidores proxy pueden comunicarse con Internet de distintas formas. Usan uno de dos protocolos para este propósito: HTTP o SOCKS.

Servidores proxy HTTP

El protocolo HTTP ha sido diseñado para interpretar cualquier tráfico a nivel HTTP. Los proxies que usan este protocolo solo pueden funcionar con páginas web. Todas las direcciones que empiezan con http:// o las más seguras https:// estarán cubiertas por este proxy. En consecuencia, los servidores proxy que usan este protocolo solo serán efectivos cuando estés usando tu navegador. Debido a que este proxy solo acepta solicitudes HTTP, es algo más rápido que una VPN o un proxy SOCKS, que tienen que procesar más datos. Además, un proxy HTTP podría ayudarte a sortear algunas restricciones geográficas. Finalmente, los proxies HTTP suelen ser gratuitos o muy baratos.

El principal inconveniente de un proxy que usa el protocolo HTTP es que tus datos podrían ser rastreados con bastante facilidad. Al usar Flash o JavaScript, que el protocolo HTTP no puede manejar, muchas webs podrán detectar tu dirección IP real independientemente del proxy. Aparte de eso, los servidores proxy no cifran los datos, lo que permite que hackers, gobiernos, los sistemas de seguridad y tu ISP sigan todos tus pasos. Si estás en una web HTTPS, tus datos no serán rastreado por terceros. Sin embargo, tu dirección IP todavía es visible. Una desventaja final de los proxies HTTP es que tendrás que configurar el proxy por separado en cada navegador que uses. Esto te llevará mucho esfuerzo y tiempo extra.

Para resumir brevemente todos los pros y contras de los proxies HTTP, hemos hecho una descripción general en la siguiente tabla:

Pros: Contras:
Barato (a menudo completamente gratis) Solo es útil para acceder a webs
Oculta tu dirección IP Tu IP podría ser descubierta fácilmente
Rápido de usar Los datos HTTP no se cifrarán y serán susceptibles para los hackers
Proporciona acceso a algunas webs restringidas Necesita que se configure individualmente en cada navegador

Servidores proxy SOCKS

Además de HTTPS, los servidores proxy pueden usar un segundo protocolo: SOCKS. Los servidores proxy SOCKS pueden hacer más cosas, además de entender páginas web. También tendrán en cuenta el resto del tráfico de Internet, por ejemplo, aplicaciones de correo electrónico, chats IRC y programas de torrents para tus descargas. De esta forma también permanecerás más anónimo al usar otro software, no solo cuando uses el navegador.

Dado que los servidores proxy SOCKS procesan más datos que los servidores proxy HTTP, generalmente también son mucho más lentos. También deben lidiar con los mismos problemas de seguridad: aún eres susceptible a los hackers y tu IP puede ser descubierta, a pesar de que ese proceso no es tan fácil como con un proxy HTTP. Finalmente, tendrás que configurar este proxy por separado en cada pieza de software, por ejemplo BitTorrent.

Un proxy SOCKS tiene ventajas y desventajas en comparación con un proxy HTTP. Aun así, puede ser muy útil en circunstancias específicas. Si, por ejemplo, solo quieres ocultar tu identidad para descargar torrents en BitTorrent, un proxy SOCKS que usa una conexión SSL segura (una conexión con niveles de cifrado certificados) es suficiente. Sin embargo, si planeas descargar documentos o archivos ilegales en Internet, siempre ten en cuenta las regulaciones locales sobre este tipo de descarga.

Pros: Contras:
Oculta tu dirección IP Más lento que un proxy HTTP
Te da acceso a algunas webs restringidas No cifra el tráfico de datos, lo que te hace susceptible a los hackers
Procesa todo tipo de tráfico de Internet (incluidos torrents) Necesita ser configurado individualmente en cada programa
Protege lo suficiente para un uso anónimo de BitTorrent.

Servidores proxy públicos vs privados

Los servidores proxy pueden realizar muchas tareas distintas. Para diferenciar entre proxies y las funciones que llevan a cabo, los proxies pueden clasificarse de acuerdo a como funcionan. En primer lugar, hay una diferencia entre los proxies públicos y privados.

Servidores proxy públicos

Free Proxy List

Los servidores proxy públicos o abiertos son servidores proxy que cualquiera puede usar libremente. Esto es posible porque los servidores proxy son capaces de gestionar miles de conexiones al mismo tiempo. Hay muchos servidores públicos online, que pueden usarse gratuitamente. Estos incluyen los proxies HTTP y SOCKS, aunque generalmente hay más proxies HTTP públicos disponibles. Encontrarás innumerables listas de proxies públicos en Internet si sabes dónde buscar. HideMyAss, por ejemplo, ofrece un proxy público gratuito en su web.

Lamentablemente, los servidores proxy públicos suelen ser bastante inestables. Esto se debe a que un servidor que utilizan demasiados usuarios a la vez puede sobrecargarse y dejar de funcionar. Cuando un servidor público se encuentra fácilmente online, es probable que muchas personas lo usen, lo que puede causar todo tipo de problemas. Tu conexión podría caerse sin previo aviso y, por lo general, la velocidad del proxy es extremadamente mala. Además, a menudo tendrás que enviar todo tipo de información confidencial a los propietarios de estos servidores anónimos. Al fin y al cabo, todos tus datos pasan a través de sus servidores. Por último, los proxies públicos, generalmente, no ofrecen ningún soporte adicional. Sin embargo, el hecho es que estos proxies abiertos son muy fáciles de usar y están disponibles de forma gratuita.

Servidores proxy privados

Los servidores proxy privados no están disponibles para todo el mundo: tendrás que comprar uno por un pequeño precio. Estos servidores son generalmente mucho más rápidos que los servidores proxy públicos. Necesitarás un nombre de usuario y contraseña para poder usarlos. Los servidores proxy privados tienden a ser mucho más fiables que los servidores públicos, porque a menudo son propiedad y están controlados por empresas con buena reputación. Por lo general, ofrecen soporte y software adicionales configurados para tu uso personal. BTGuard y TorGuard, por ejemplo, tienen servidores preconfigurados que son perfectos para descargar torrents. Estos servicios ofrecen servicios especializados SOCKS para torrents, mientras que otras VPN pueden ofrecer servicios HTTP y SOCKS.

Distintos tipos de proxies

Un proxy puede ser público o privado. Aparte de eso, sin embargo, hay otra forma de subdividir los proxies, por ejemplo, de acuerdo con su función. Hay servidores proxy web, servidores proxy transparentes, servidores proxy anónimos, servidores proxy inversos y más. En breve explicaremos cada una de estas categorías.

Proxy web

Un servicio de proxy web, como el que ofrece CyberGhost, establece una conexión con un servidor HTTP público. En el momento en que envías una solicitud web, el proxy la recogerá. Cambiarán la solicitud y posteriormente la enviarán a su destino original. Con un proxy web podrás navegar con tu navegador de forma más anónima sin tener que descargar o instalar software adicional. Ni siquiera tendrás que configurar el navegador. Además, estos proxies web a menudo son completamente gratuitos.

Desafortunadamente, los servidores proxy web también tienen sus inconvenientes: tienden a usar muchos anuncios, que verás en tu pantalla. También tienden a ser más lentos y solo soportan en parte Flash Player y JavaScript. Además, muchas webs bloquean las direcciones IP que pertenecen a estos servidores proxy, evitando que accedas a la información de estas páginas mientras uses el servidor proxy. Todos los problemas de seguridad que surgen cuando se usa un servidor HTTP también son relevantes para los servidores proxy web: no son muy seguros y no pueden garantizar un anonimato completo durante la navegación.

Los proxies web son muy fáciles de usar. Aun así, sus problemas con la velocidad, la seguridad y el bloqueo de accesos limitan significativamente su utilidad. Para una protección adecuada y una conexión más rápida, es mejor usar un tipo diferente de proxy.

Proxy transparente

Un proxy es transparente cuando no puede ser visto por sus usuarios. Se podría decir que es «invisible» en ese sentido. Similar a un proxy web, no necesitarás configurarlo en el navegador. El uso de un proxy transparente es «obligatorio» en muchos casos, incluso si el usuario no lo sabe. Un proxy transparente se encuentra entre el usuario y el servicio. Si bien el usuario no puede ver que sus datos se envían primero a través de un proxy, el proveedor del servicio sí puede verlo.

La principal ventaja de los servidores proxy transparentes es que aumentan la velocidad de Internet porque usan el almacenamiento en caché. Un ejemplo: cuando inicias sesión en la red Wi-Fi gratuita en Starbucks como nuevo usuario, primero deberás aceptar las condiciones. Esta pantalla con las condiciones de usuario es una página en caché proporcionada por el proxy. En el momento en que presiones aceptar, se enviará directamente al servicio real. En otras palabras, primero se enviará a una copia guardada previamente de la web. Debido a este proceso, usar una gran red será más fácil y rápido con un proxy.

Si lo que estás buscando es un proxy que oculte tu dirección IP, no lo encontrarás en un proxy transparente. Este tipo de proxy envía directamente tu dirección IP al servicio. Por lo tanto, no te proporciona ningún tipo de anonimato y solo ofrece facilidad de uso y mayor velocidad.

Proxy anónimo

Opuesto a un proxy transparente, un proxy anónimo oculta tu dirección IP. Los servicios que usas mientras te conectas a través de este proxy podrán ver que alguien ha visitado su web usando un proxy. Sin embargo, no sabrán quién es, ya que no pueden ver tu dirección IP real, solo la IP del servidor proxy. Este tipo de proxy funciona generalmente bastante bien para aumentar el anonimato. Sin embargo, no es una solución garantizada. Además de los servidores proxy anónimos normales, hay servidores proxy «extremadamente» anónimos. Estos servidores ni siquiera revelarán a las webs que son un proxy, mientras que un proxy anónimo normal sí es detectable.

Proxy inverso

Un proxy inverso hace exactamente lo contrario que un proxy normal. En lugar de proteger los datos del usuario de Internet, este proxy protege el servidor web en el que se usa. Se puede usar un proxy inverso para proteger los datos online de una página poniendo un firewall. El proxy puede otorgar o denegar el acceso a estas páginas específicas. De esta manera, los clientes de un determinado banco no podrán navegar de forma accidental por el entorno bancario de un extraño. Además, los proxies inversos a menudo se usan para almacenar en caché páginas estáticas, lo que garantiza que el servidor no se sobrecargue fácilmente.

VPN

En lugar de un proxy, también puedes usar una VPN. Una red privada virtual (VPN) crea un túnel encriptado entre tu ordenador y el servidor. Lo único que tu ISP, hackers o posiblemente el gobierno podrán ver, es que tu conexión proviene de la IP de tu servidor VPN. Todas tus actividades online, tu IP real, ubicación y descargas permanecerán ocultas detrás del cifrado de la VPN. Además, una VPN te da acceso a servidores en múltiples ubicaciones distintas, lo que significa que podrías acceder a todo tipo de páginas y servicios georestringidos que, de otro modo, no estarían disponibles para ti. Una VPN funciona así:

How Does a VPN work Spanish

No todas las VPN son iguales. Si bien tienen más o menos el mismo propósito, hay múltiples factores adicionales que deben tenerse en cuenta. Vamos a nombrar tres consideraciones importantes que deberás tener en cuenta. Para obtener más información sobre cómo los proveedores de VPN tratan estos y otros temas, puedes leer nuestros detallados análisis de proveedores de VPN.

¿Quieres empezar con una VPN decente de inmediato? Echa un vistazo a NordVPN.

NordVPN
Promoción:
Sólo €3,17 al mes por una suscripción de 3 años
9.1
  • Excelente protección y una gran red de servidores
  • Aplicación bonita y agradable
  • Sin registros
Visitar NordVPN

Política de registro

Los únicos que podrán ver lo que haces online cuando uses una VPN es el proveedor de VPN. Después de todo, tus datos se envían a través de su servidor. Por lo tanto, es importante elegir a un proveedor de VPN fiable que no guarde esa información. Eso iría en contra de todo lo que representa una VPN: garantizar el anonimato y la seguridad online.

Los llamados registros que el proveedor de VPN podría estar haciendo de tus datos podrían tener consecuencias potencialmente terribles. Los gobiernos podrían obligar al proveedor a mostrarles tus datos. Por lo tanto, siempre es importante verificar si la VPN que estás considerando usar tiene una política de no registros. Si ese es el caso, prometen no guardar el tráfico de datos, por lo que otros tampoco podrán verlo.

Usabilidad

Si quieres configurar una conexión VPN en tu dispositivo, deberás descargar e instalar un servicio VPN. A veces tendrás que configurar tu ordenador o dispositivo móvil para que la VPN funcione. Por lo general, este es un proceso bastante sencillo: muchos proveedores tienen guías de instalación paso a paso que pueden usar incluso los que no son muy duchos con la informática. Tan pronto como tu VPN se haya instalado y activado, todos tus datos se enviarán de manera segura a través del túnel VPN. No importa qué programa o navegador uses, se ocupará de todo el tráfico.

El software proporcionado por los servicios VPN puede ser bastante diverso. Mientras que un proveedor puede tener una aplicación simple y estructurada que facilita su uso, otras VPN pueden optar por añadir más opciones a su software, haciendo que el cliente esté un poco abarrotado y sea más difícil de usar. Dependiendo de lo que quieras, puedes preferir un tipo de cliente sobre otro.

Precio

Una suscripción VPN no suele ser gratuita. Afortunadamente, los precios no son tan malos: por solo unos pocos dólares al mes ya tendrás una VPN muy buena. En comparación con un proxy web gratuito, puede parecer mucho, pero a cambio obtendrás una protección adicional y el mejor cifrado. Incluso hay un par de VPN gratuitas muy decentes en el mercado. Sin embargo, cuando optas por una VPN gratuita, debes tener cuidado con la VPN que elijes. Las VPN buenas y fiables suelen tener límites de velocidad o datos, pero son mucho mejores que las muchas falsas VPN gratuitas que encontrarás en Internet, que a menudo no funcionan o están llenas de malware. Una buena VPN gratuita te seguirá dando una protección mejor que un proxy.

Si quieres una protección completa sin limitaciones, te recomendamos que apartes unos pocos dólares al mes y obtengas una VPN premium de todas formas. En comparación con un proxy, una VPN hará que tu experiencia en Internet sea mucho más segura y anónima. Si además de eso eliges un proveedor barato, como Surfshark, tendrás la mejor oferta que se puede obtener.

Para facilitar la elección entre VPN y proxy, hemos enumerado los pros y los contras de las VPN en la tabla que encontrarás a continuación.

PROS DE UNA VPN: CONTRAS DE UNA VPN:
Tu actividad en internet está bien protegida Precio
Altos niveles de cifrado Posibilidad de registros
Rápida de usar
Disponible en muchos países / muchas ubicaciones de servidores

¿Cuál es mejor: VPN o proxy?

En términos de privacidad y seguridad, las VPN superan con creces a los proxies. Si bien los servidores proxy ocultan tu IP, no ofrecen mucha más protección. Dicho esto, puedes optar por usar un proxy para situaciones específicas. Si bien las VPN proporcionan mucho más cifrado y seguridad que los servidores proxy, es posible que no siempre sean necesarias, dependiendo de la tarea en cuestión y de cómo quieras lidiar con tu privacidad online.

Cuando usar un proxy

  • Saltar un firewall o un geobloqueo: cuando intentes acceder a una web o servicio de streaming restringido, un servidor proxy puede ser suficiente. Sin embargo, esto generalmente solo es cierto si no estás transmitiendo datos sensibles y no necesitas ocultar tus actividades. Los usuarios también deben saber que algunos servicios como Netflix tienen tecnologías anti-proxy y pueden bloquear las conexiones de los servidores proxy.
  • Cuando se usa un sistema operativo desactualizado: los servidores proxy no requieren que instales software para que funcionen. Esto puede ir a tu favor si tienes un sistema operativo lento o desactualizado. Las VPN pueden reducir la velocidad de navegación, mientras que los servidores proxy HTTP apenas afectan al rendimiento de la máquina. También hay servidores proxy de almacenamiento en caché que pueden almacenar copias de las webs que visitas con frecuencia para reducir tu ancho de banda y aumentar el rendimiento de tu máquina.

Cuando usar una VPN

  • Navegando por Internet: si estás navegando por Internet o accediendo a información sensible, una VPN cifrará tus datos y los mantendrá a salvo de hackers y delincuentes cibernéticos.
  • Conexión a una Wi-Fi pública: si te conectas a una Wi-Fi pública u otras redes no seguras, el uso de una VPN es imprescindible. Los ciberdelincuentes a menudo hackean redes no seguras y pueden acceder a cualquier información que se envíe a través de la red. Una VPN mantiene tus datos privados seguros de estos hackers.
  • Acceso a contenido restringido por región: si bien los servidores proxy pueden funcionar para acceder a ciertos tipos de contenido restringido por región, muchos servicios tienen software para bloquear estos servidores proxy. Algunos de estos servicios también tienen bloqueos para VPN, pero generalmente puedes usar una VPN premium para sortearlos.
  • Saltarse la censura del gobierno: si vives en un país con censura generalizada y vigilancia online, solo una VPN premium te permitirá evitar de forma segura la censura y ocultar tu actividad al gobierno.

Consideraciones finales

Un servidor proxy podría redirigir tu tráfico por diferentes razones. Podrías usar uno para permanecer más anónimo mientras navegas, o un servicio podría mejorar tu experiencia en Internet al añadir un proxy para almacenamiento en caché. Hay múltiples tipos de proxies disponibles que pueden usarse para distintos propósitos.

En casi todos los sentidos, una VPN es mejor que un proxy. Las VPN ofrecen más anonimato y protegen todos tus datos en lugar de solo partes específicas. Además, una VPN podría acelerar tu conexión a Internet: cuando tu ISP reduce artificialmente el ancho de banda de tu conexión a Internet, una VPN puede evitarlo de manera efectiva.

La única razón real para elegir un servidor proxy en lugar de una VPN es el precio. Los proxies son simplemente más baratos que las VPN. De todos modos, por un pequeño precio mensual tendrás un servicio VPN de alta calidad, por ejemplo, CyberGhost, NordVPN, o Surfshark. En casi todos los casos, es más inteligente pagar para garantizarse de que tus datos están realmente seguros. Antes de elegir un proxy para aumentar el anonimato, es mejor considerar primero una VPN gratuita limitada. Siempre ten en cuenta que nada en Internet es 100% seguro y anónimo. Por lo tanto, siempre debes tener cuidado con lo que haces online, incluso cuando se usa un proxy o una VPN.

Analista de ciberseguridad
David es analista de seguridad cibernética y uno de los fundadores de VPNoverview.com. Interesado en el fenómeno de la "identidad digital", con especial atención al derecho a la privacidad y a la protección de datos personales.

Más artículos de la ‘Información sobre las VPN’ sección

Comentarios
Enviar un comentario
Enviar un comentario