Honey and Privacy Featured

Con Honey ahorras dinero, ¿pero a qué precio?

Última modificación: 15 junio 2020
Tiempo de lectura: 15 minutos, 6 segundos

Honey logo

Cada vez más gente compra por internet. No es nada nuevo. Es muy fácil hacer clic en «comprar» y que te llegue el paquete a la puerta de tu casa al día siguiente. También puedes encontrar muchos descuentos online. Un descuento de 20$ en la última Nintendo, un 10% de descuento en tus camisetas favoritas… todo ahorro se agradece. Y aquí es donde aparecen las extensiones como Honey. Estos programas buscan códigos de cupones y descuentos activos en internet de los productos que quieres comprar, para que no gastes demasiado. Suena bien, pero ¿de verdad Honey es tan increíble como parece?

En este artículo te contaremos más sobre Honey, cómo funciona durante las compras online, cómo ganan dinero y cómo esta app de ahorro gratuita trata tus datos personales y privacidad.

¿Qué es Honey?

Honey es una app y extensión de navegador que te ayuda a ahorrar dinero en tus compras por internet. Fue creada en 2012 en Estados Unidos. Honey busca en internet códigos de cupones para que te salga la compra más barata. Hay muchas apps que funcionan de manera similar, como PriceScout y InvisibleHand. Honey, sin embargo, es la más conocida actualmente.

Las apps para ahorrar dinero buscan en internet las mejores ofertas. Su objetivo es que compres en internet de manera más barata y rápida. Honey tiene una app para el teléfono y tablet y una extensión de navegador para tu ordenador. La extensión se ejecuta en segundo plano en tu navegador, por lo que solo lo verás cuando lo necesites. Cuando vayas a comprar algo por internet, puedes hacer clic en la extensión de Honey arriba de tu navegador para ver qué descuentos hay disponibles.

Cómo funciona Honey

Honey money saved

Honey cambia tu experiencia en internet. Lo primero que hace es añadir botones a las páginas que visitas, sobre todo en las de las tiendas online. Con estos botones podrás guardar un producto en tu droplist. Esto significa que Honey comprobará el precio de ese producto y te notificará si baja, para que puedas comprarlo cuando esté más barato.

Otra opción la puedes encontrar en Amazon, el gran mercado online que trabaja mano a mano con Honey. En Amazon, Honey comprobará si el precio que estás pagando por un producto es el más barato de Amazon. A veces, el mismo producto se sube varias veces a Amazon, cada uno con un precio diferente. Con Honey, siempre encontrarás la opción más barata sin tener que estar mirándolo tú mismo.

Y Honey te ayudará también fuera de Amazon. Cuando hayas acabado de añadir productos a tu carrito en una tienda online y estés en la página de compra, haz clic en el logo de Honey de tu navegador. Honey te buscará los mejores códigos de cupones. Un app simple y útil parece. Pero la pregunta es: ¿dónde está el truco? Honey tiene más de 17 millones de miembros. ¿Por qué ha tenido tanto éxito? ¿Y de dónde han conseguido el dinero para empezar un negocio si sus servicios son gratuitos?

Publicidad de Honey: YouTube

Si has oído hablar de la extensión de Honey, es posible que sea porque ha trabajado con alguno de tus influencers favoritos. Honey ha patrocinado a muchísimos YouTubers famosos que hablan de esta extensión en sus vídeos donde mencionan los increíbles descuentos que han encontrado gracias a Honey para que los espectadores se descarguen la extensión que la obtendrán en «solo dos clics». Aquí tienes un ejemplo de un vídeo promocional, en este caso de MyBeast, un famoso YouTuber con casi 30 millones de suscritores.

Aparte de contactar directamente con influencers, Honey también comercializa sus servicios comprando anuncios en YouTube. Seguramente hayas visto estos anuncios al principio (o a mitad) de un vídeo. Gracias a los anuncios y patrocinios en plataformas como YouTube, Honey ha podido crecer y ganar miles (si no millones) de nuevos usuarios.

Honey y el dinero

Puede que Honey sea una extensión gratuita, pero eso no significa que no trate con dinero. Algunos de los vídeos patrocinados por Honey han sido patrocinados por decenas de miles de dólares. A finales de 2019, PayPal manifestó que iban a comprar Honey por 4 mil millones de dólares, su adquisición más grande hasta la fecha. ¿Cómo puede un software gratuito ser tan valioso?

Cómo gana dinero Honey

Cualquier negocio de éxito tiene una estrategia financiera: una manera de ganar dinero y continuar existiendo. La estrategia de Honey tiene que ver con las comisiones y los afiliados. Sus socios, los vendedores cuyos códigos de descuentos usas, les ofrecen una comisión cuando un miembro de Honey compra algo usando un código promocional. Dicho de otra forma, si tú compras algo en una tienda utilizando un código de Honey, Honey recibirá dinero de esa tienda. De esta forma, según dicen, pueden seguir manteniendo Honey gratuitamente sin vender ninguno de los datos de sus usuarios.

Honey claramente es más que una simple base de datos para códigos de cupones. Muchas páginas web, tiendas y otros negocios han cerrado acuerdos con Honey. Estos acuerdos, que derivan en comisiones para Honey, es de donde proceden la mayoría de los ingresos de esta extensión. Dicho de otra forma, los códigos que utiliza Honey no son simplemente códigos generales que coges de internet. Son promociones activas que ayudan a las personas que trabajan en Honey a ganarse la vida.

Honey Gold

Moneybag with dollar sign on computer

Y aparte de ofrecerte códigos de descuentos, Honey ha ido más allá. Tiene un programa de fidelidad especial que te permite ganar puntos. Cuantas más veces uses la extensión, más rápido ganarás ‘puntos’ en el sistema, llamado Honey Gold. Cuando hayas ganado suficientes puntos (1000 Honey Gold), podrás intercambiarlos por tarjetas regalo de tiendas diferentes, como Amazon o eBay.

Este sistema de recompensa crea un sentido de lealtad con los usuarios. Ellos quieren conseguir el Honey Hold para obtener una tarjeta regalo, y así continuarán usando Honey.

Por qué PayPal compró Honey

PayPal compró Honey a finales de 2019. La adquisición tuvo lugar por no menos de 4 mil millones de dólares. Honey hizo una declaración sobre cómo afectaría esto a sus miembros. Lo más notable fue que podrían cooperar con más vendedores y ofrecer más opciones de pago. Los usuarios ahora también podrán unirse a Honey a través de sus cuentas de PayPal. Además, Honey mencionó que no habría ningún cambio en el tratamiento de la privacidad de sus usuarios. Veremos esto más detenidamente en la siguiente sección.

Formar parte de la familia de PayPal será muy ventajoso para Honey. ¿Qué obtiene entonces Paypal de todo esto? Honey puede que sea gratis, pero eso no significa que no gane nada de dinero. Como hemos dicho antes, Honey gana comisiones cuando un miembro compra algo usando uno de sus códigos de descuento. Aparte de esas posibles ganancias, PayPal quería hacerse con la tecnología de Honey. Según la empresa, esta tecnología ayudará a Paypal a llegar a más clientes y personalizar sus experiencias de compra. La pregunta es: ¿cómo van de la mano las experiencias de compras personalizadas y la privacidad?

¿Qué sabe Honey sobre ti?

En un mundo donde nada es gratis, tener una extensión gratuita como Honey que no obtiene nada de ti suena imposible. ¿Qué está pasando aquí? Lo hemos investigado.

Recopilación de datos de los usuarios

Para que funcione su servicio, Honey necesita recopilar datos de los usuarios. Después de todo, necesita saber dónde estás en internet para ofrecerte los descuentos correspondientes. Sin embargo, debido a que Honey se ha convertido en mucho más que un simple buscador de descuentos recopila muchos más datos de los usuarios, por ejemplo, a través de las cookies. Cuando instalas la extensión, en la siguiente pantalla te anima a crearte una cuenta.

Creating an account with Honey

Si decides crearte una cuenta en Honey, la app recopilará más información sobre ti. ¿Qué saben exactamente? En su política de privacidad, mencionan lo siguiente:

Información personal:

  • Tus datos de inicio de sesión, si decides hacerlo (incluido tu email, nombre de usuario, contraseña)
  • Cualquier dato que decidas compartir en tu perfil, como tu nombre, enlaces a redes sociales (si inicias sesión con tu cuenta de Google o Facebook, pondrán mirar estas cuentas, pero solo si son públicas)
  • Cualquier comunicación con Honey a través del email u otras vías
  • Información bancaria o de tarjeta de crédito si lo aportaste a través de la App Honey Movile o Honey Pay
  • Artículos que añades a tu Droplist
  • Cupones, códigos promocionales y ofertas que has compartido con Honey
  • Amigos que refieras a Honey
  • Las tiendas que sigues mediante el rastreador de Honey

Información técnica:

  • El tipo de dispositivo
  • El ID de tu dispositivo
  • Su sistema operativo
  • Tu tipo de navegador
  • La dirección IP
  • Registro de eventos
  • Registros de errores

Como puedes ver, mucha de la información personal que recopila depende de si la compartes o no con ellos. Cuanta más compartas, más efectiva será la app y menos privacidad tendrás. A veces los datos que recopila son anónimos y se desglosan para ayudarle a analizar sus servicios.

Por otro lado, Honey promete no rastrear nunca tu historial de búsqueda, emails o tu navegación en cualquier sitio que no sea una página web de venta al por menor.

En los sitios de venta al por menor, Honey recopilará información sobre ese sitio (el nombre de la tienda, visitas a la página), precios y disponibilidad de los artículos. Pueden usar esta información y la información que han recopilado sobre ti para ofrecerte recomendaciones personalizadas, como mostrarte anuncios de ofertas de un producto. En otras palabras, rastrean tus hábitos de compra y ajustan tu experiencia de compra online de manera acorde.

Compartir datos de usuario

Businessmen shaking hands

Honey promete no vender nunca tus datos personales. Se podría decir que ‘datos personales’ no abarca todos los datos que recopilan: ¿de verdad que la información sobre los productos que compras o buscas es personal? Esta info, también llamada metadatos, puede ser muy valiosa. El hecho de que Honey la use para mostrarte ofertas personalizadas y una experiencia a medida ya es prueba de ello. Aun así, de acuerdo con su política de privacidad, Honey no vende esta información. Sin embargo, la compartirá con diferentes partes, como:

  • Sus proveedores de servicio, que les ayudan a mantener sus productos, marketing, problemas legales, protección de seguridad y procesamiento de pagos, etc.
  • Las tiendas en las que compras, que necesitarán tu información de envío para enviarte el producto comprado (pero solo al usar la app de Honey)
  • Su empresa matriz, PayPal, y sus afiliados y subsidiarios

Aparte de estos, Honey también puede compartir información con otras partes, por ejemplo, cuando se lo requiera la ley. También pueden compartir datos anónimos con otros. Y una última mención que hacen en relación con este tema es que pueden compartir información «cuando lo crean necesario para proteger sus derechos, proteger tu seguridad o la seguridad de otros, o investigar un fraude». Aunque esta declaración seguramente no incluya ninguna situación no sospechosa, también le da mucho margen a Honey para compartir los datos de los usuarios en caso de que quieran hacerlo.

Toda esta información se puede encontrar en la política de privacidad de la empresa,  disponible en su página web. Honey recopila y comparte mucha información sobre ti, que podría ser un problema si valoras tu privacidad en internet. No obstante, por lo menos Honey es abierta sobre sus políticas.

¿Honey te sigue en cada paso que das?

Con las recomendaciones personalizadas de Honey para los usuarios, puede que te estés preguntando hasta qué punto estudian tu comportamiento online. ¿Qué información usan para ofrecerte ofertas personalizadas? Algunas personas se preguntan si Honey es en realidad un tipo de spyware que rastrea todo lo que haces en internet, solo para beneficiarse de ello. Estas peguntas llegaron a oídos de la empresa y respondieron con un vídeo en YouTube. En este vídeo, ponen a prueba a sus empleados en un detector de mentiras.

Los empleados hablan sobre cómo ellos no venden tus datos personales. Como tu dirección de email. Reiteran que Honey gana dinero a través de las comisiones y admiten usar estos servicios ellos mismos. Este vídeo fue una muy buena estrategia de marketing ya que encaja con la reciente popularidad de los vídeos de detector de mentiras en internet. Todavía es debate si de verdad Honey es tan fiable ya que el vídeo podría estar editado. Además, puede que la extensión no venda tus datos, pero esto no significa que no pueda ver tus datos, que sí que puede.

¿Es Honey un spyware?

Eye on Laptop

Para averiguarlo, lo investigamos nosotros mismos. Algunas personas temen que Honey pueda ser un spyware. Un spyware es una forma de malware que infecta tu ordenador, smartphone u otro dispositivo y recopila información sobre ti. Literalmente te espía cuando usas tu dispositivo, rastreando tu historial de navegador, de descargar, cualquier información personal como datos de acceso y bancarios y tus emails.

Normalmente, un spyware hará que tu dispositivo vaya más lento. Como el malware está continuamente registrando todo lo que haces, hará uso de la memoria. Navegar, reproducir, hacer clic aquí y allí llevará mucho más tiempo. Cuando instalamos Honey, no pasó nada de esto.

Para asegurarnos, miramos los procesos activos en nuestro ordenador para saber si el software de Honey estaba activo en segundo plano. Y no fue el caso. Para resumir, Honey no es una forma de spyware, aunque sí que recopila tus datos, como hemos mencionado arriba y como pone en su política de privacidad.

La actividad de Honey en tu navegador

Podemos concluir que Honey no sigue todo lo que haces en tu dispositivo. De esta forma, no afecta a tu seguridad y privacidad general. Sin embargo, como es una extensión de navegador, sería interesante ver cómo funciona dentro del navegador. Instalamos Honey en el navegador Firefox e intentamos ver cuánto rastrea. Al mirar en nuestro gestor de tareas del navegador, pudimos ver la actividad de Honey durante la navegación.

Honey es una extensión de navegador que aparentemente está activa en todo momento, aunque en muchos momentos apenas mostrará actividad. Al visitar páginas de tiendas, como Amazon, el impacto energético de Honey se dispara. Esto significa que está buscando los descuentos adecuados al reconocer que has entrado en una tienda web. Nada fuera de lo normal hasta ahora: para esto se ha diseñado Honey.

Al visitar páginas que no son tiendas, por ejemplo, nuestra propia página web o cualquier otra página de información que salga en Google, el impacto energético de Honey se mantiene bajo. Aunque la app ha comprobado si la página es una tienda, no hace nada más cuando ve que no lo es. Y tampoco sucede nada significante cuando usas redes sociales como Twitter y YouTube. Parece que Honey no rastrea aquí tus movimientos.

PÁGINA WEB VISITADA IMPACTO ENERGÉTICO DE HONEY
Página de compras (Amazon) Normal/Alto
Otras páginas web (VPNoverview) Bajo/cero
Redes sociales (YouTube, Twitter) Bajo/cero

Cuando Honey está muy activo, su memoria aumenta. Esto significa que la aplicación está guardando información sobre tu comportamiento de compras online, como ya se sabe. Aunque esta práctica definitivamente afecta a tu privacidad, no es que sea malo. Después de todo, al usar Honey aceptas y permites que rastree tus movimientos en internet y compruebe cada tienda web a la que accedes. La extensión crea un perfil a partir de tus datos, que usa para personalizar tu experiencia. Por eso aumenta la memoria de la extensión.

Conclusiones

Honey, la app que ahorra dinero es una de las más populares de su tipo. El objetivo es encontrar los mejores descuentos y más relevantes para sus usuarios. También tiene un sistema de devolución de dinero con el que los usuarios pueden recuperar parte del dinero que se han gastado en nuevos productos usando Honey. Para que Honey funcione, necesita recopilar ciertos datos personales. Puedes optar por no compartir la mayoría de estos datos, como tu email, redes sociales y otra información sensible. Para un usuario normal, sin embargo, Honey usará los datos para ajustar y personalizar su experiencia de compra.

En cuanto a la privacidad, Honey no es la mejor extensión que existe. Si quieres estar bajo el anonimato en internet o no quieres compartir tus hábitos de compra con otros, te aconsejamos que no utilices Honey. No obstante, para el fin con el que fue diseñado esta extensión, hace un buen trabajo. Parece no contener ningún spyware y solo funciona de manera activa si entras a una tienda online. Esta extensión no vende tus datos a vendedores (ni a nadie), pero sí que realiza las tareas de un comercializador. Al ofrecerte una experiencia personalizada, intenta que compres más en internet para que ellos, y sus socios, puedan beneficiarse de ello. Es tu elección utilizar Honey, ¡pero ten siempre en cuenta que esta empresa conocerá mucho sobre ti y sobre tus compras en internet!

Periodista especialista en tecnología
Nathan es un periodista cualificado internacionalmente y tiene un interés especial en la prevención del cibercrimen, especialmente en lo que respecta a grupos vulnerables. Para VPNoverview.com realiza investigaciones en el campo de la ciberseguridad, la censura de internet y la privacidad en línea.

Más artículos de la ‘Apps’ sección

Comentarios
Enviar un comentario
Enviar un comentario